MOBILIARIO DE JARDÍN. Macetas.

Maceta de terracota blanca

Dentro del mobiliario de tu jardín, las macetas juegan un papel fundamental. La elección de tamaños, formas y materiales condiciona tanto el diseño y la decoración, como la posibilidad de que tus plantas crezcan. Un contenedor adecuado y adaptado a las plantaciones elegidas, puede resaltar tus plantas, e incluso dar pie a composiciones muy llamativas.

Existen macetas de todo tipo de materiales, calidades, diseño y precios. Dentro de tus preferencias, puedes elegir lo que más se adapte a la estética de tu jardín y de tu mobiliario.

En este post vamos a hablar en concreto de los materiales más comunes y sus pros y contras.

Las macetas de plástico

Es muy común encontrar macetas de plástico tanto en tiendas como en viveros. Existen infinidad de colores, formas y acabados. Son macetas ligeras, por lo que resulta muy fácil transportarlas, suelen ser duraderas y resisten bien los golpes. Sin embargo, al ser un material no poroso, es posible que el agua tienda a estancarse en el fondo, por lo que podría pudrir las raíces. Además, no ofrece protección a la planta con respecto a los cambios de temperaturas, por lo que podrían sufrir más el calor o el frío, incluso pueden sufrir deformaciones debido al calor o una acumulación de agua.

Las macetas de fibra de vidrio

Las macetas de fibra de vidrio, en mi opinión, ofrecen un aspecto mucho más estético que el plástico. Tienen multitud de acabados y formas, y tienen unos acabados más cuidados. Son macetas ligeras para su transporte, aunque no tanto como las de plástico, y al ser un material rígido, no sufre deformaciones. Sin embargo, y precisamente por tratarse de un material rígido, pueden sufrir fisuras debido a la presión de la tierra y el agua en el interior de la maceta.

Las macetas de barro

Sin duda mis favoritas. Aunque podamos tener en mente la típica maceta de barro cocido de patio andaluz, o tinajas antiguas, que según el diseño de tu jardín pueden ser un acierto, también existen multitud de modelos y colores con un diseño muy actual. Son macetas duras y estables, y son capaces de mantener la temperatura interior de las raíces de las plantas. Por su resistencia son muy duraderas, y a diferencia de las demás, su aspecto adquiere encanto con los años. A pesar de ello, son macetas pesadas por lo que moverlas puede ser complicado, incluso cuando aún no están plantadas.

En todos los casos, elijas el material elijas, y según el diseño de tu terraza o jardín, es preferible invertir en macetas de calidad, ya que así te asegurarás el poder disfrutarlas a pesar del paso del tiempo, e incluso más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin

OTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS: